LUN-VIE 10-19H (+34) 655 887 104

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.

Limpieza de juguetes eróticos

Limpieza de juguetes eróticos,¿Es necesario?¿Cual es la manera correcta de hacerlo?

Puedes encontrar juguetes eróticos blandos, duros, de metal, cristal, rosas, transparentes, texturados, lisos, con pilas, sin pilas, con mando a distancia, de forma anatómica, surrealistas, vaginales, anales, para chicos, para chicas, para los dos…
En definitiva, un sinfín de posibilidades en cuanto a usos, estilos y materiales que conllevan diferentes rituales de mantenimiento y limpieza.



Lo ideal es que leas las instrucciones del fabricante y/o preguntes sobre este tema al vendedor. Seguro que él o ella te recomendará algún toy cleaner o limpiador de juguetes sexuales adecuado para cada material. Además de que es lo más cómodo.
Cuando la fecha de caducidad del producto de limpieza específico haya vencido o si en su momento decidiste no comprarlo, se puede limpiar el consolador con agua y jabón ph neutro proporcionando unas garantías básicas de higienización.

 



El cajón de los juguetes sexuales es un territorio, virgen no, eso desde luego, pero digno de explorar con toda precaución.
Y es que no siempre les dedicamos la atención que deberíamos. Las prisas del momento o la pereza que nos entra al terminar pueden contribuir a que terminemos dejando los juguetes descuidados en el cajón hasta el próximo uso, y eso puede provocar, no solo que el aparato se pueda estropear, sino que nos arriesguemos a coger una infección.

Para empezar, la pregunta del millón: ¿cada cuánto debemos limpiar nuestros juguetes? “Los juguetes sexuales siempre deben limpiarse tanto antes como después de su uso. La limpieza posterior es la que nos garantiza que el juguete se mantenga el mayor tiempo posible como cuando lo compramos, y por tanto, alargaremos su vida útil”
La limpieza previa “garantiza nuestra propia salud y nos ayuda a cualquier tipo de bacteria que se haya depositado durante el tiempo que no le hemos usado no llegue a entrar en contacto con nuestro cuerpo”



Antes de empezar a limpiarlos, retira las baterías, en el caso de los que llevan batería interna recargable no es necesario, ya que la gran mayoría si no todos están diseñados para ser 100% impermeables y muchos de ellos son sumergibles, por lo que puedes incluso utilizarlos en la bañera, pero en el caso de los que tienen baterías desechables extraibles es aconsejable retirarlas, así, si entra cualquier pequeña mota de humedad le dará tiempo a secarse y no estropear el juguete, aún así, si piensas que puede entrarle algo de humedad o agua aún estando cerrado, te recomiendo que pongas un trozo de bolsa en la zona de la batería bien sujetado con una goma.

Nunca utilices gel lavavajillas ni jabón antibacterias. El último de los mencionados contiene un agente antibacteriano y fungicida llamado triclosán, que además de ser tóxico para el medio ambiente puede provocarte desequilibrios hormonales y/o alergias.
Igualmente, tampoco están exentos de peligro los jabones perfumados, y por lo tanto nos limitaremos al uso de un jabón neutro para limpiar los juguetes eróticos.

Hay un sin fin de tipos de juguetes eróticos, vibradores, dildos, estimuladores, plugs anales, anillos para el pene... Pero por lo general se distribuyen en dos grandes grupos con sus correspondientes materiales:

Limpiar juguetes sexuales de material flexible

Con los vibradores y juguetes flexibles hay que tener más cuidado, porque suelen ser porosos. De tal forma que pueden absorber agua y bacterias.

Por costumbre, debes ocultarlos de la luz cuando no los tengas en uso porque los materiales son fotosensibles, y con el tiempo se estropean con la luz.

Silicona
Aunque no lo creas la silicona de estos juguetes es el derivado de un cristal. En concreto es un elemento metaloide que se llama silicio y recordarás de la tabla periódica.
La silicona es un material resistente a la humedad y las altas temperaturas con una vida útil bastante prolongada. Puedes lavarlos con jabón neutro o hervirlos en agua, siempre y cuando no lleve mecanismos internos.

Gelatina Jelly
Estos juguetes de gama alta están fabricados de una espuma de PVC bastante flexible. No se pueden hervir, ni limpiar con alcohol, ni con nada que no sea agua y jabón.

Látex
El látex es un material natural que se extrae de un árbol. Es poroso, absorbe agua y se estropea con la luz. Lávalo con agua y jabón. Para su almacenamiento ocúltalos de la luz y la humedad, y espolvoréalos con polvos de talco.

Limpiar e higienizar juguetes eróticos de material rígido

Los juguetes sexuales de material rígido no crean problemas de lavado y conservación. No son porosos y son bastante resistentes.


Plástico
Son los consoladores más baratos y fáciles de lavar, aunque también son los que con más facilidad se dañan. Usa agua templada y jabón neutro. Ten especial cuidado si llevan una cobertura cromada porque se pueden descamar.

Acrílico
Suelen rallarse con solo mirarlos y los reconocerás porque son transparentes. Trátalos como si fuera otro plástico más. Con estos dildos utiliza su mismo método de limpieza a base de agua tibia y jabón neutro.

Cristal
Los estimuladores de vidrio templado son tan fáciles de lavar como los de plástico o más. Usa agua caliente y jabón neutro. También puedes desinfectarlo hirviéndolo en agua durante unos segundos, o usando un paño humedecido en alcohol.

Metal
Sigue el mismo método de limpieza que con los consoladores de vidrio. Se pueden desinfectar con agua y jabón, esterilizar en agua hirviendo durante unos segundos o con una trapo mojado en alcohol, que es un gran antiséptico.


¿Y después de la limpieza del vibrador?

Tras el lavado, deja que tu juguete se seque al aire. Si se te ocurre secarlo con un paño lo estarás contaminando de nuevo y pegando micropartículas en la superficie. No utilices el secador de pelo porque transportarás las bacterias de su interior a tu juguete y con ello a tus partes más íntimas. Además si son de látex los dañarás por la temperatura.

Para guardarlos hacerlo en su caja es una gran tentación, pero volvemos al principio, ¿qué condiciones higiénicas se han mantenido durante su fabricación?. Puedes comprar algunas bolsas para almacenar los juguetes de forma independiente, y en el caso de que uno se deteriore no afectará a los demás.

Estos cuidados mantendrán en perfecto estado tu consolador, vibrador o juguete erótico, y alargarán su vida. No obstante deberás renovarlos de vez en cuando, porque como todo, tienen una vida útil limitada. Cuando llegue el momento notarás cambios en el color, zonas resecas o que se vuelven pegajosos.

Share this post:

Publicación más antigua

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

translation missing: es.general.search.loading