LUN-VIE 10-19H (+34) 655 887 104

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.

Bolas Tailandesas, Entrena y Añade ese puntito Extra

Bolas Tailandesas, Entrena y Añade ese puntito Extra

Las bolas anales o bolas tailandesas están diseñadas para ser introducidas en el ano, y pueden ser utilizadas por ambos sexos, consisten en una tira de varias esferas unidas por una cuerda o por un soporte rígido o semi rígido, generalmente van de la más pequeña a la más grande, aunque también las hay que mantienen un tamaño uniforme. Estas están más enfocadas hacia el placer que hacia el entrenamiento pero pueden servir para prepararse para una penetración anal de mayor envergadura, por ejemplo.

 

 

¿Estás pensando en iniciarte en el sexo anal pero no sabes por dónde empezar? Esta es tu solución, continúa leyendo, encontrarás una guía para principiantes.

Cada vez son más las personas, tanto hombres como mujeres, las que se lanzan a descubrir nuevos placeres que residen en nuestro cuerpo, lejos de los tabús y pretextos que a lo largo del tiempo se han ido imponiendo, el placer anal ha dejado de ser algo de lo que no se debe ni hablar o que está únicamente destinado a las personas homosexuales, pues ya es bien sabido que no tiene nada que ver la condición sexual o las preferencias de género a la hora de disfrutar nuestra sexualidad.

Dentro de la amplia gama en lo que al placer anal se refiere existen unos pequeños juguetes llamados bolas anales, o bolas tailandesas, con los que gracias a su tamaño y distribución podrás iniciarte sin ninguna preocupación, pues el diseño de estos, por lo general se compone por un conjunto de bolitas que van de menor a mayor tamaño, con lo que conseguirás ir dilatando el esfínter anal poco a poco, así conseguirás ir entrenándolo sin demasiadas preocupaciones para una penetración de mayor envergadura, por ejemplo, o dejándolo en la bolita que en ese día sea suficiente entrenamiento para ti.

  • ¿Para qué sirven? Las puedes utilizar como un tapón o consolador anal, también durante el juego previo a una penetración anal –con un pene o con un juguete más grande- y sirven para estimular la zona anal y para poder ir dilatando poco a poco el esfínter, además de que al usarlas, gracias a su configuración, la experiencia es bastante agradable y el espacio entre bolita y bolita hace que la estimulación se sienta intermitente y muy intensa.
  • ¿Cómo se usan? El primer paso es sentirte cómodo/a con explorar y/o dejar que exploren tu zona anal. Antes de empezar, asea bien toda el área, este paso hace sentir cómodas a la mayoría de las personas para estar listas para la experiencia. Ten a la mano lubricante anal ya que el ano no cuenta con lubricación natural, eso sí, asegúrate que sea a base de agua o de lo contrario podría dañarse el juguete, también dispones de una gama de lubricantes anales con componentes naturales que ayudarán a relajar la zona. Antes de empezar pon un poco en la zona anal y en el juguete. Lo puedes intentar en solitario o pedírselo a tu pareja. Date permiso de observarte, si en algún momento sientes molestia y/o dolor, para. Relaja el ritmo, ve más despacio, usa más lubricante y si las molestias siguen, detente e inténtalo en otro momento… tal vez haya sido suficiente por el momento. La idea es que lo disfrutes, no que lo sufras, así que date permiso de ir poco a poco.
  • ¿Cuánto tiempo debe durar la experiencia? El tiempo que funcione para ti. Mi recomendación es empezar poco a poco e ir subiendo el tiempo y la intensidad, acorde a lo que vayas necesitando.

 

El ano está lleno de terminaciones nerviosas, lo cual permite las sensaciones de excitación, tanto en la inserción como en la extracción del juguete. Una de las prácticas más comunes, aunque lo puedes usar como mejor te acomode, es sacarlas durante el orgasmo, ya que esto resulta muy intenso para mucha gente que gusta de esta práctica.

 

Limpieza y mantenimiento: No te olvides del mantenimiento de tus juguetes eróticos y límpialos después de cada uso, En este caso en especial recomendamos utilizar limpiadores especialmente destinados a esto, ya que debido a la naturaleza de donde se insertan estos juguetes se recomienda una completa desinfección, en nuestra sección de limpieza y conservación podrás encontrarlos, además, puedes añadir polvos especiales para su perfecto mantenimiento después de una vez secados al aire. También puedes lavarlo con una solución de jabón pH neutro, pero los fabricantes recomiendan limpiadores específicos para este fin. Es recomendable guardarlos después en una bolsita de tela o algo que pueda aislarlos de la posible suciedad exterior.

Share this post:

Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

translation missing: es.general.search.loading